Entradas etiquetadas ‘otoño’

¡Ya es otoño!

Miércoles, septiembre 22nd, 2010

Otoño en los bosques de Navarra

Según el calendario y los astros mañana será otoño. En realidad hace días que lo estamos notando, las temperaturas ya no son lo que eran y los chaparrones aparecen sin previo aviso a cualquier hora del día. ¡Otoño! Para muchos, la mejor época para hacer el Camino. Los bosques y los valles se visten de colores mágicos, los árboles y arbustos premian al caminante con sus frutos; y quien entienda de ellas, también disfrutará de las setas y hongos que brotan por doquier. Ua maravilla, ¿no? Pues si os parece, vamos a calzarnos las Chiruca y a recorrer, aunque sea virtualmente, los mejores rincones de este Camino otoñal.

Comenzando el Camino en Saint Jean de Pied de Port, el primer regalo del otoño viene desde el cielo. Los collados de Lepoeder e Ibañeta son punto de paso obligado para los miles de aves que cada otoño realizan sus migraciones desde el norte de Europa hasta África. Palomas, cigüeñas, garzas, gansos y grullas son algunas de las muchas especies de aves que pueden verse sobre nuestras cabezas. Las características formas de V de las bandadas son un espectáculo inolvidable.

Aún en la primera etapa -y también en las sucesivas- encontramos otro rincón mágico: los hayedos del Pirineo Navarro. Mágica sinfonía de color, el bosque se tiñe de colores dorados y ambarinos. Es como si de pronto estuviéramos en un cuento de hadas de decorados irreales. Este fenómeno adquiere dimensiones épicas en la primera quincena de octubre, cuando las hojas han adquirido ya su tonalidad dorada pero aún no han comenzado a caer. Una vez que llegan las primeras heladas, apaga y vámonos, las hojas caen y el bosque se queda desnudo, listo para el invierno.

Más al sur, en las colinas riojanas es tiempo de vendimia, tiempo de recolectar las preciadas uvas garnacha y tempranillo con las que elaborar los buenos caldos de la tierra. Los campos bullen de actividad y el olor a uvas, a mosto y a vino inundan el Camino al paso de los tractores cargados con la vendimia del día. El colorido es otro punto fuerte. Y es que una vez vendimiadas, las viñas tiñen sus hojas de un color rojizo que convierten La Rioja en un magnífico cuadro impresionista creado por las manos de un genial pintor.

Castilla es, con el cereal sembrado, el único lugar donde el Camino no está más hermoso en otoño que el resto del año. Pero no todo es el encanto visual porque los primeros fríos traen también los primeros potajes. Platos impensables en verano, como la olla podrida y el cocido maragato, vuelven a ponerse sobre la mesa, algo que el peregrino agradece tras sus largas jornadas a pie.

El Bierzo, antesala de Galicia, también nos agasaja en otoño. Sus huertas están a rebosar de hortalizas. Los pimientos bercianos, famosos y deliciosos, son asados en cada rincón, inundando el ambiente con ese aroma tan característico y que tanto abre el apetito. Es quizás el momento de hacer un alto y probarlos recién asados en una bodega, acompañados de un recio vino berciano, de esos de uva mencía y perfume duradero.

En la subida al Cebreiro vemos las primeras, pero luego vendrán muchas más. Son las castañas, escondidas en su erizo y deliciosas crudas y asadas. Su imagen, cubriendo las corredoiras, es una estampa familiar del Camino otoñal en Galicia. Pero hay más. Los vendimiadores se afanan para recoger la pequeña uva blanca de la que brotará el delicioso ribeiro de las comarcas del interior. Y delicioso también el aguardiente de las queimadas, tan típicas de este tiempo en el que los alambiques, en muchos casos caseros, trabajan a pleno rendimiento para convertir el residuo de la elaboración del vino en potentes orujos.

Ya es otoño, sí. Suele llover más que en verano, pero hay muchísimos menos peregrinos, hace una temperatura más agradable para caminar y el Camino se viste de gala. ¿Quién da más? Yo me apunto. Creo que voy a por mis Chiruca y me voy para el Camino.

Temas relacionados:

Una mochila para el otoño

La mejor preparación: pasear

Una mochila para el otoño

Domingo, septiembre 19th, 2010

En otoño, cuidado con la lluvia...

El verano da sus últimos coletazos y el otoño comienza a asomarse con fuerza. Es tiempo inestable, tiempo de alegrías en forma de días soledaos de viento sur, pero también tiempo de lluvias y tormentas. El frío aún no aprieta, pero algunos días -y sobre todo algunas noches- pueden obligar al peregrino a abrigarse. En consecuencia, la mochila otoñal, manteniendo la máxima de que debe pesar lo mínimo, debe cargarse especialmente de ropas contra la lluvia. Vamos a analizar el equipaje que necesitamos: (más…)

Regalos en el Camino

Martes, marzo 9th, 2010

Boletus en el Camino gallego

El viento sur de los últimos días no ayuda, pero las lluvias que ya comienzan a caer por toda España son perfectas para que comiencen a brotar. Sí, las setas son las grandes protagonistas del bosque otoñal. Hay que entender para no envenenarse y poderlas comer, pero no es necesario saber nada sobre las setas para disfrutarlas en el bosque. La estampa de sus formas y sus colores, escondidas entre la hojarasca de los hayedos es fantástica. Entre Roncesvalles y Compostela hay un sinfín de bosques y rincones donde las setas brotan por doquier. Sin olvidar que por muy buen aspecto que tengan pueden ser mortales, vamos a su caza, al menos fotográficamente. Y ya que nos ponemos, recogeremos otros muchos regalos que el Camino nos tiene preparados para esta temporada otoñal. (más…)