Archive for the ‘leyendas’ Category

El cura descreído

Sábado, septiembre 25th, 2010

El cáliz del milagro en la iglesia de Santa María

Cuenta una de las leyendas más entrañables del Camino que un día de invierno de esos en los que la nieve bloquea por completo O Cebreiro, ocurrió allí un milagro sorprendente. Corría el siglo XV cuando un campesino de la cercana aldea de Barxamaior acudió, como cada día, a oir misa en la pequeña iglesia de piedra. El cura, un personaje resabiado y descreído, decía la misa de forma rutinaria ante aquél único feligrés que había desafiado a los elementos cuando nadie osaba salir de sus casas. (más…)

Érase que se era

Lunes, septiembre 13th, 2010

Este año, con motivo del Xacobeo, los cuentacuentos han vuelto a extenderse por el Camino. Plazas y albergues de algunos pueblos han visto revivir esta vieja costumbre medieval, que distintas iniciativas se han encargado de popularizar. Navarra, con sus joyas medievales, como Estella y Puente la Reina, ha sido uno de los lugares elegidos. Reunidos en torno al cuentacuentos, los peregrinos se volvían niños por un día y soñaban despiertos con historias lejanas. El gigante Ferragut, el héroe Roldán y otros muchos personajes legendarios cobraron vida de nuevo. (más…)

Los puertos de Roncesvalles

Viernes, septiembre 3rd, 2010

Entre Ibañeta y Lepoeder

José A. Perales escribe en el Diario de Navarra interesantes artículos sobre los rincones más apasionantes de Navarra. Os traigo hoy aquí una interesante aproximación geográfica e histórica a los puertos de Roncesvalles. Ibañeta y Lepoeder, esos gigantes temidos que ahora estarán a punto de cubrir las primeras nieves:

LOS PUERTOS DE RONCESVALLES

Cruzar los Pirineos ha sido siempre un reto para los peregrinos y viajeros que vienen de Francia. Más que por la altura y la fragosidad del terreno, estos puertos se muestran especialmente duros por la climatología adversa (niebla, lluvia, nieve ) que puede convertir el ascenso en una trampa mortal. Desde Donibane Garazi (cerca del cual se juntan tres de las cuatro vías jacobeas más importantes que atraviesan Francia), hasta Roncesvalles el camino a pie puede durar entre 7 y 8 horas. Por eso, si el tiempo es inseguro, lo más lógico es utilizar el camino más corto, que es el que coincide en parte con la actual carretera de Luzaide/Valcarlos y asciende por el puerto de Ibañeta (1.062 metros). Esta ruta tiene 5 kilómetros menos que el camino alternativo, conocido hoy como la ruta de Napoleón, la cual va por el monte desde Donibane Garazi, capital de Baja Navarra, hasta los puertos de Bentartea y Lepoeder, para bajar desde aquí a Roncesvalles por el barranco de Arrañosin. (más…)

Lecturas para un Camino

Viernes, junio 11th, 2010

Lecturas para un Camino

El Camino de Santiago ha servido en los últimos años de inspiración literaria para muchos escritores, españoles y extranjeros. No es para menos, pues la milenaria ruta de peregrinación está envuelta desde siempre en un halo de misterio aderezado por un sinfín de leyendas locales. Algunos de los libros editados con el Camino como telón de fondo son crónicas sobre peregrinaciones actuales, a menudo salpimentadas con un poco de fantasía. Otros libros son novelas históricas que nos hacen viajar a través de sus páginas hasta la Edad Media, época dorada de la peregrinación jacobea. Todos ellos son ideales para leer antes, durante y después del Camino de Santiago. Ahora bien, si se trata de leerlo durante la ruta, hay que elegir un libro de bolsillo, de tapa blanda y que pese lo menos posible en la mochila. (más…)

¿Qué tiene el Camino?

Martes, junio 8th, 2010

Si en algo estamos de acuerdo todos los que hemos hecho el Camino es en que en él hay algo especial. Rutas de senderismo hay muchas, tan largas o más que el Camino; tan duras o más que el Camino; paisajísticamente tan atractivas o más que el Camino; pero ninguna genera en quienes la recorren los sentimientos y emociones que crea la ruta jacobea. ¿Por qué será? Teorías hay muchas, para unos se trata del espíritu de compañerismo que se crea entre quienes peregrinan a Santiago; para otros es culpa de alguna energía de origen incierto; y los más fervorosos creyentes buscan la explicación en la religión. Pero todos están de acuerdo en algo: el Camino es algo así como un viaje iniciático en el que no sólo se peregrina físicamente sino que también se realiza una especie de viaje hacia nuestro interior. Y eso es seguramente lo que hace tan diferente al Camino de Santiago.

El Camino tiene algo especial

(más…)

Entre corredoiras y aldeas

Lunes, mayo 17th, 2010

Corredoira entre la niebla

Todo cambia al llegar a O Cebreiro. Hasta entonces los caminos eran anchos, de tierra y compartidos con tractores casi siempre, pero la entrada en Galicia los vuelve estrechos. Estrechos y empedrados en muchos tramos. Son las corredoiras, las viejas rutas de unión entre aldeas. Existen desde mucho antes de la llegada de las carreteras y durante siglos, tal vez milenios, fueron la verdadera espina dorsal de las tierras gallegas. Por ellos caminaron -y lo siguen haciendo- los vecinos de los pueblos, el ganado, los arrieros con sus carros de bueyes y, por supuesto, los peregrinos. (más…)

Cuento de Navidad

Domingo, abril 25th, 2010

El Obradoiro en Navidad

Es Navidad en el Camino. Hoy habrá unas cuantas decenas de peregrinos celebrando este día tan especial en plena ruta. Ayer cenarían en algún albergue del Camino, seguramente algo especial porque era Nochebuena. Quizás el hospitalero preparó unas sopas de ajo con aún más cariño del habitual, o quizás se unieron varios peregrinos para preparar una cena navideña. Nosotros, en nuestras casas, hoy reposamos la cena familiar de ayer o esperamos nerviosos la comida del día de Navidad. No es un día cualquiera, no. Por si fuera poco, hace un frío que pela. Un buen día para leer un cuento, un cuento de Navidad. Coelho, como sabéis, es un autor muy relacionado con el Camino. El creador de El Peregrino de Compostela, El Alquimista… nos trae hoy un breve cuento de Navidad, de esos que tienen enseñanzas positivas y un final feliz. Por cierto, antes de que se me olvide: FELIZ NAVIDAD Y GRACIAS POR ESTAR AHÍ HOY TAMBIÉN. (más…)

El misterio de San Antón

Miércoles, abril 7th, 2010

Ruinas de San Antón

Rincones misteriosos, cargados de esoterismo y rodeados de leyendas centenarias hay muchos a lo largo de los Caminos de Santiago, pero pocos como las ruinas del convento de San Antón. Perdidos entre los campos de labor, los estilizados arcos de este antiguo hospital parecen susurrar episodios estremecedores en los que los monjes curaban milagrosamente el temido Fuego de San Antón, una enfermedad gangrenosa que devoraba las extremidades de quienes la padecían.

La sinuosa carretera vecinal que une Hontanas con Castrojeriz pasa bajo los arcos que conformaban el pórtico del convento. Una enorme portada ojival recibe aquí a los peregrinos, pero la que un día fuera la entrada principal al complejo hospitalario no es hoy más que una puerta tapiada. Es necesario rodear el templo -o lo que queda de él- para entrar por un lateral en su interior. La nave principal está rodeada apenas por unos cuantos muros de recias piedras con enigmáticas marcas de cantero labradas en ellas. Un rosetón formado por una decena de “taus”, símbolo de la órden en forma de T, aguanta aún en la fachada occidental. Una pequeña espadaña sin campana se alza unos metros más arriba, marcando el punto más alto del convento. (más…)

Los templarios en el Camino

Viernes, marzo 26th, 2010

Tomás, el último templario, guardián de Manjarín, puede parecer hoy en día algo folclórico, uno más de esos muchos personajes estrambóticos crecidos al amparo de la ruta jacobea. Una especie de Paco Porras del Camino. Pero hace unos cuantos cientos de años, allá por el siglo XII nadie en su sano juicio hubiera pensado lo mismo al ver una bandera templaria. Lo mínimo al descubrir su misteriosa cruz octógona ondeando sobre un edificio era sentir respeto, o incluso una punzada de temor. Y es que el poder que llegaron a acumular estos monjes guerreros llegó a aterrorizar al propio Vaticano, que decidió prohibir la orden religiosa armada que dos siglos antes había creado para proteger a los peregrinos que surcaban los caminos europeos.

Castillo templario de Ponferrada

Castillo templario de Ponferrada

(más…)

Cuando cantó la gallina después de asada

Jueves, enero 21st, 2010
Un gallinero en la catedral

Un gallinero en la catedral

La ruta jacobea está salpicada de leyendas. No hay pueblo que no tenga la suya propia. Pero algunas han transcendido a lo largo de los siglos y han llegado con fuerza hasta nuestros días, convertidas en historias inseparables del propio Camino. No es difícil imaginarse a los peregrinos medievales escuchando atentamente junto al fuego historias y leyendas de boca de posaderos, frailes o juglares. En un tiempo en que no existía la televisión, la luz eléctrica ni otras comodidades modernas, las largas noches de invierno se convertían fácilmente en infinitas tertulias al abrigo del frío exterior.

Una de las más populares tuvo como escenario Santo Domingo de la Calzada, la localidad riojana nacida para dar acogida a los peregrinos. Fue allí donde en el siglo XIV pernoctaron un matrimonio alemán con su hijo Hugonell. A sus 18 años debía de ser muy apuesto, porque la posadera se enamoró locamente de él. Tanto que al no ver correspondido su amor, escondió una copa de plata en el zurrón del pobre muchacho.

Al día siguiente, Hugonell abandonaba el pueblo con sus padres cuando los guardias, avisados por la joven, le dieron el alto. Registraron su zurrón y al encontrarlo culpable de robo lo condenaron a muerte.

Los padres imploraron ayuda al apostol Santiago, pero la ejecución se llevó a cabo según lo previsto. Sin embargo, al acercarse a la horca para despedirse de su hijo, oyeron su voz diciéndoles que estaba vivo gracias al apostol.

Felices, fueron a ver al Corregidor, al que encontraron en plena comida. El hombre se burló de ellos:

-Vuestro hijo está tan vivo como el gallo y la gallina que me estoy comiendo.

En ese preciso instante, los animales saltaron del plato y se pusieron a cantar.

Desde entonces, un gallo y una gallina viven durante todo el año en la nave principal de la catedral de Santo Domingo de la Calzada. Y desde entonces también uno de los dichos más populares del Camino Francés reza así:

SANTO DOMINGO DE LA CALZADA, DONDE CANTÓ LA GALLINA DESPUÉS DE ASADA.