San Juan de la Peña fascina

Cuenta tu experiencia (1)

San Juan de la Peña

Desvío obligado para los peregrinos que recorren el Camino Aragonés, San Juan de la Peña es uno de esos hitos jacobeos que fascinan a caminantes y turistas. La enorme visera de roca bajo la que se cobija un precioso claustro románico es  el principal atractivo de este enclave tan especial. Los capiteles historiados de un encantador románico pimitivo resultan tan asombrosos como la propia situación del claustro. El interior del monasterio es otra joya. Parte excavado en la roca, parte de recias piedras de sillar con marcas de cantero, cuenta con dos iglesias superpuestas. El mudéjar y el románico se funden en armonía. Carretera arriba, el Monasterio Nuevo ha sido reconvertido con gusto en un museo sobre la historia del lugar y de todo el Reino de Aragón.

Pero en realidad San Juan de la Peña no está en el Camino, sino que requiere dar un pequeño rodeo para llegar hasta él. Lo que no tenemos tan claro es si el monasterio estuvo en el Camino en el pasado.

¿Quién decide por dónde pasa el Camino?. Durante siglos el peregrino ha avanzado sin otra referencia que los pasos de otros peregrinos anteriores y de su propia motivación. Eso arrastraba a los peregrinos a los lugares donde se conservaba alguna reliquia interesante o hasta allí donde podían recibir hospitalidad. Y San Juan de la Peña era uno de esos lugares. La regla benedictina por la que se regían sus monjes obligaba a acoger y atender al forastero. Sin embargo, el peregrino actual sigue una flecha amarilla y los mapas de alguna guía. Ni unas ni otras incluyen el paso por San Juan de la Peña.

¿Cuál es entonces la razón por la que cada vez más peregrinos se empeñan en recorrer más distancia, salvando fuertes desniveles, para llegar al monasterio?

El Camino está vivo. Quien sabe si esto no es una devolución o muestra de agradecimiento que surge del subconsciente milenario de todo peregrino hacia los que tanto hicieron por el Camino en el pasado.

Sea como fuere, subir a San Juan de la Peña está más que justificado. Quienes lo hagan no se arrepentirán y disfrutarán de uno de los monumentos más espectaculares de toda la ruta jacobea.

Entradas relacionadas:

El camino del Románico (1ª parte)

El Camino del románico (2ª parte)

Etiquetas: , , , , ,

Un comentario to “San Juan de la Peña fascina”

  1. aqui dejo el blog donde subi mi diario del camino,espero que os guste