La importancia del calzado

Cuenta tu experiencia (10)

Hemos hablado de la mochila, del botiquín y de la ropa, pero aún nos falta el equipamiento más importante: el calzado. Y es que las botas son el vehículo del caminante. 30 días de caminatas son muchos y los problemas derivados del uso de unas zapatillas o botas de mala calidad están a la orden del día. Esguinces, tendinitis, contracturas y ampollas son los problemas más habituales y llegan a convertir la ruta en un infierno. Algunos complican tanto la marcha que te pueden obligar a dejar el Camino.

A la hora de elegir unas botas, lo primero a tener en cuenta es que sean de alta calidad; si hay que ahorrar que sea en alguna otra parte de la equipación, nunca en el calzado. Mis preferidas son las botas Chiruca de caña alta, que sujetan firmemente el tobillo, evitando las temidas torceduras. También hay quien prefiere los zapatos de montaña Chiruca, con forma de zapatilla tradicional pero con refuerzos especiales para los terrenos irregulares. Aunque personalmente prefiero las botas, reconozco que para el verano pueden resultar más frescos los zapatos, pero cuidado en las bajadas abruptas, porque el tobillo no queda tan protegido.

A todos nos suena eso del Gore Tex, que hace diez años no teníamos idea de qué era. Pues bien, la membrana Gore Tex, que favorece la transpiración del sudor al mismo tiempo que garantiza la impermeabilidad de la bota, es imprescindible para el Camino. Incluso en verano, la lluvia puede aparecer en cualquier momento y sería fatal para nuestros pies si las botas no fueran impermeables. Un calcetín mojado es sinónimo de rozadura y de ampolla en pocos minutos. Así que fijaos bien que las botas que lleváis tengan la etiqueta de Gore Tex.

Ya que mencionamos los calcetines. Conviene utilizar calcetines de fibras sintéticas, que sean altamente transpirables, como los calcetines Chiruca de Coolmax, ideales para los meses más calurosos. Los de algodón retienen la humedad y llegan a empaparse a lo largo de la etapa.

Volviendo a las botas, la suela es también muy importante porque sirve de amortiguador para absorber el golpe que cada paso supone en las articulaciones.Debe ser dura y resistente pero al mismo tiempo de baja densidad.

A la hora de probarlas, las botas deben ajustarse perfectamente al pie. No vale eso de “ya se cederán”, a no ser que quieras acabar con los dedos destrozados antes de llegar a la quinta etapa. Para asegurarse de que nos atiende un profesional, conviene adquirirlas en un punto de venta especializado. Chiruca puede encontrarse en todas las tiendas especializadas en montaña y aventura, así como en todos los centros de El Corte Inglés.

Y muy importante: no conviene estrenar las botas en el Camino, sino realizar pequeñas caminatas durante las semanas previas para acostumbrar el pie a la bota y viceversa.

* Todos estos consejos y muchos más los puedes ver en todo detalle en un video en el que Peio desgrana todas las claves para la correcta elección del calzado del peregrino:
Consejos de Peio

Etiquetas: , , , , ,

10 comentarios to “La importancia del calzado”

  1. Hola, veo que comenzaste el camino en Saint Jean de Pié de Port, nosotros comenzamos en Roncesvalles ya que no queríamos hacer un esfuerzo tan grande el primer día. Fué el domingo anterior a Semana Santa y a las 8 de la mañana después de ponernos nuestro anillo del camino además de todo el equipo, empezamos la marcha hasta Larrasoaña, supongo que a tí esta etapa te pareció suave,comparada con la etapa del día anterior, pero para nosotros fué dura ya que la subida de Mezkirit y el puerto de Erro y sobre todo la bajada, son auténticos rompepiernas, eso añadido a que no nos quedabamos en Zubiri, si no que seguíamos hasta Larrasoaña, no solamente a nosotros si no también a otros peregrinos, nos parecía que no llegabamos nunca.
    Desde luego, sabiendo como es esta etapa si tenemos que recomendar a futuros peregrinos, yo les diría que se queden en Zubiri. Allí encontrarán todos los servicios que necesitan y sobre todo si no son unos grandes deportistas, les será la etapa más llevadera.
    Además en Larrasoaña, si es domingo, el único bar que hay en el pueblo está cerrado.
    Del tiempo no nos pudímos quejar ese día, ya que aunque la temperatura, no subió de 12 grados, tuvimos un cielo azul precioso y pudímos disfrutar de unas preciosas praderas y riachuelos que jalonan todo el camino.
    Bueno que en otra ocasión os contaré como fué nuestro camino en esa semana.
    Un saludo y buén camino.

  2. Diego Polo dice:

    Gracias Juan, bonito relato. Esperamos nuevas entregas ;)

  3. Hola.
    Además de todos estos buenos consejos me gustaría añadir uno más.
    Es aconsejable hidratar los pies con vaselina cada mañana antes de poner los calcetines. Evita en gran medida la formación de ampollas por el inevitable rozamiento del pie y la bota. Es mano de santo.

    Sobre la suela de la bota, y como opinión personal, cuando oímos la palabra Vibram, a nuestra mente viene el sinónimo de agarre. Sin embargo las palabras Vibram y amortiguación no se llevan muy bien. Yo prefiero sacrificar agarre a cambio de más amortiguación optando por otras suelas de buena calidad, que también las hay, si voy a caminar cientos de kilómetros

    Solamente eso.
    Un saludo y buen Camino.

  4. fd dice:

    llevo sin hacer deporte unos pocos años y quiero hacer el camino de santiago para ser la primera vez que me recomendais sobre los dias o es mas la voluntad que el cansancio me gustaria que me dierais consejos porfavor

  5. expertosenelcamino dice:

    Hola FD, en el Camino si hay voluntad y una mínima forma física, todo se logra. Las etapas pueden ser todo lo cortas que tu estado físico precise. Si sólo puedes hacer diez kilómetros pues haces diez al día y listo. De todos modos, sí que te recomendaría que te pusieras las pilas y comenzaras a caminar un poco cada día, o un par de días a la semana. Así vas haciendo el cuerpo al ejercicio. Tampoco esperes a la víspera para comprarte las Chiruca. Mejor hacerlo con tiempo y así ir acostumbrándote a ellas. En este blog tienes otros mmuchos consejos sobre la preparación física para el Camino. Échales un vistazo.

  6. Lindita dice:

    Hola. Empiezo el camino desde Roncesvalles el 4 de octubre. Que me recomiendas en forma de ropa? Como esta el tiempo por esos rumbos?

  7. expertosenelcamino dice:

    Hola Lindita. En este link te viene lo que deberías llevar en la mochila:
    Mochila

  8. Modesto dice:

    Hola:
    Llevo unos 30 kilómetros en línea recta con las Bulnes de Chiruca. No sé si es poca distancia y las botas tardan más en flexibilizarse, o puede haber algún fallo de fábrica. Puede que me esté precipitando. Tengo un número más, el 44, que el acostumbrado en otro calzado, el 43. Los dedos están libres, nunca habrá problemas con ellos, incluso hay una distancia con la punta. El problema está en el doblez, adelante, en el momento de subir el talón y doblar, ahí está la molestia. Puede ser que esa parte de la bota sea muy rígida, pero bueno, si hubiese algún problema y a lo largo del tiempo me siguen doliendo, ¿habría algún problema en devolverlas, y que me las cambiasen por otras, por fallo de fábrica?
    Es que la hebilla izquierda, donde empieza el cordón, me toca a veces el pie.

  9. Sandra dice:

    Hola,
    Tengo una duda. Acabo de comprar botas del modelo Urbasa, del 38. En la tienda, ya tenia dudas entre el 38 y el 39: Con el 38 tengo los dedos que rozan un poco el interior del zapato. Y el 39 me parece demasiado grande.
    No se si tengo que quedarme con el 38 o cambiar por el 39.(los he probado al final del dia con mis calcetines).
    normalmente, mis zapatos son del 38.
    Gracias de antemano por vuestra ayuda.
    Saludos

    Sandra

  10. mrrat dice:

    Pues a mi la punta de mi chiruca me hace daño justo encima la uña del dedo gordo y se me esta poniendo morado… no hacierto con las botas…